A Beckham y sus socios, le costaría desembolsar $50 millones más, si quiere el estadio en una zona con vista al mar

La construcción de un estadio de las Grandes Ligas del Fútbol (MLS) en PortMiami podría costar a David Beckham y sus inversionistas $50 millones más que en otras ubicaciones

La construcción de un estadio de las Grandes Ligas del Fútbol (MLS) en PortMiami podría costar a David Beckham y sus inversionistas $50 millones más que en otras ubicaciones — lo cual llevaría el costo total del proyecto a alrededor de $250 millones — pero ellos quieren de todos modos hacerlo en ese sitio con vista al mar de propiedad pública, dijo el grupo el viernes.

A Beckham y sus socios, le costaría desembolsar $50 millones más, si quiere el estadio en una zona con vista al mar El grupo de Beckham ha pasado el último mes revisando los costos de construcción de un estadio al aire libre de 25,000 asientos, cuyo diseño revelaron en marzo.

Arquitectos y constructores terminaron su análisis, y el jueves el asesor de bienes raíces de Beckham dijo al alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez que los inversionistas consideran que pueden permitirse la construcción, que se financiará de forma privada. Un cabildero de la franquicia está tratando de conseguir una subvención estatal en forma de una devolución de impuestos a la venta que podría representar $40 millones en un plazo de 20 años.

Del total del precio del estadio en el puerto, habría que gastar $50 millones elevando el estadio por encima del nivel del suelo —Dodge Island en el puerto es considerada zona de inundaciones— así como en crear una plaza pública contigua al estadio, y en reubicar el estacionamiento, así como una guardería para las vecinas oficinas centrales de Royal Caribbean Cruises, dijo el viernes el asesor de Beckham, John Alschuler.

Un estadio en cualquiera de los otros sitios en la lista del grupo, incluyendo al lado del estadio de los Marlins de Miami, no incurriría en gastos similares.

Pero Alschuler dijo que un estadio en la bahía con vista al downtown de Miami vendería mejor el fútbol profesional en cuanto a patrocinadores, publicidad y venta de suites de lujo, y por tanto contribuiría más a las ganancias financieras de la franquicia.

"Lo que hace grande a Miami es la combinación de una cultura vibrante y del agua", dijo. "Nosotros recuperaremos esos $50 millones en términos de más ganancias por parte del estadio".

Ese cálculo de aumento de ganancias no tiene en cuenta la posibilidad de que el grupo, además de construir en el sitio de 12 acres del estadio, podría además urbanizar el resto de los 36 acres de la esquina suroeste del puerto, según Alschuler. La organización de Beckham podría presentar licitaciones para convertirse en la principal urbanizadora de un complejo comercial adicional de 1 millón de pies cuadrados que, según bosquejos preliminares, podría acomodar dos hoteles y dos edificios de negocios.

Con una deuda que se acerca a los $1,000 millones, el puerto había planeado atraer millones de dólares en ingresos por concepto de bienes raíces con un centro de comercio y turismo de hasta 7 millones de pies cuadrados de construcción. La industria inmobiliaria de Miami se ha opuesto a esta propuesta alegando que se trata de una competencia injusta con el downtown de Miami.

La confirmación del interés de Beckham en el puerto significa que ellos acelerarán probablemente las negociaciones con la administración de Giménez, la cual todavía no se ha comprometido con la ubicación, y ha recibido algunas críticas de los comisionados condales, quienes afirman no estar muy de acuerdo con la idea. El alcalde ha dicho que los inversionistas de Beckham tendrían que pagar un alquiler "adecuado" al Condado por la valiosa propiedad, la cual está en un sitio demasiado poco profundo para acomodar barcos de carga o cruceros.

"Todavía no hemos llegado allá", dijo Giménez al Miami Herald. "Pero, de un modo o de otro, tenemos que tomar una decisión al respecto".

Aunque Giménez no se ha declarado como partidario de la ubicación del estadio en el puerto, él hizo algunas de sus declaraciones más fuertes en contra de los opositores del mismo en un programa deportivo de radio el viernes por la mañana. Royal Caribbean y los partidarios de su industria han organizado formalmente una Alianza del Puerto Marítimo de Miami (Miami Seaport Alliance) en oposición al proyecto, colocando un anuncio a toda página en el Herald esta semana en el cual daban la bienvenida a MLS pero calificaban la idea de un estadio en el puerto como una decisión miope con respecto al crecimiento futuro.

En el programa de Joe Rose en WQAM-AM 560, Giménez restó importancia a la alianza, diciendo que no representaba en realidad a la mayoría de las compañías de carga y cruceros marítimos.

"Un anuncio en el Herald no hace una coalición", dijo. "La mayoría de las personas con las que he hablado se han mostrado, o bien neutrales, o a favor del proyecto".

Via | elnuevoherald.com
Tags : estadio | MLS | inversionistas | PortMiami | precio


1

Nelson

Proyecto en Marcha sin miedos, xq eso es Beckham cuando quiere algo.
4/20/2014 1:03:02 AM
2

Gabriel

El que "quiere ser celeste que le cueste", y si quieren exclusividad tendrán que pagar y como dinero si hay, seguramente tendrán la exclusividad del lugar.
4/21/2014 1:02:02 AM

Nick:
Comentario / Comment





 
» Enlaces patrocinados



 De que hablamos